fbpx

Invertir en mis empleados Riesgo o Beneficio

Normalmente toda empresa (incluida la tuya) desea tener al trabajador ideal, una persona cargada de cualidades personales y habilidades laborales suficientes para su cargo, un individuo que realmente aporte al desarrollo y cumpla con sus responsabilidades. Sin embargo, las exigencias del mercado le piden a las empresas modificar y actualizar (en cualquier momento) sus procesos, en esa misma medida cuando sale un software nuevo, o regulaciones, por dar un ejemplo, tus empleados deben actualizar sus conocimientos, pues de lo contrario no estarían siendo tan competentes como se requiere, entonces te pueden llegan varias dudas: ¿esta responsabilidad de actualización la debes dejar en manos de tu empleado? Y más importante aún, ¿te conviene invertir en la capacitación de tus empleados? 

Ante la primera pregunta son muchas las entidades que optan por responder afirmativamente, asegurando que los colaboradores deben buscar la manera de estar al día, desde este punto de vista es una obligación individual la de tener un perfil laboral altamente competitivo. Pero este tipo de respuestas ponen de lado una verdad a gritos: Las personas invierten grandes cantidades de su tiempo en el trabajo. 

Hagamos cuentas 

El horario de oficina suele ser de 8 a.m. a 6 p.m., con 2 horas de descanso para el almuerzo, normalmente de 12 m. a 2:00 p.m. A esta cifra podemos sumar un promedio de 1 hora de desplazamiento del lugar de vivienda al del trabajo y viceversa. Con lo cual un trabajador, en teoría, sale de su hogar a las 7 a.m. y llega a las 7p.m. Siendo 12 horas de inversión laboral. De las 12 horas restantes digamos que usa 6 para dormir, 2 para estar con su familia, 2 para comer (desayuno y comida respectivamente) y 2 para labores de aseo personal, preparativos y varios (quizás mercar, cocinar, ayudar con las tareas del hogar, leer un libro o hacer deporte) Ahí ya están las otras 12 horas que le quedan a su día. 

Sería muy injusto pretender que alguien no pueda pasar ni 2 horas del día con sus hijos ayudándoles a hacer tareas y jugando, decirle que no realice deporte, o que le queda prohibido ver televisión. También sería un poco grave pasar por alto que muchas personas se demoran mayores cantidades de tiempo en llegar a su hogar, desconocer que hay jornadas laborales aún más largas o que los fenómenos climáticos y de transporte afectan estas cifras. También debemos tener en cuenta que muchas de las empresas actualmente tienen jornadas de trabajo que incluyen los días sábados. Si bien hay lugares donde la jornada de trabajo es inferior, estamos hablando de lo que normalmente se contrata. 

Entonces puede que tu trabajador tenga todas las intenciones y hasta la necesidad de capacitarse, pero por los horarios, desplazamiento e incluso los costos (que no mencionamos anteriormente) no pueda darse el lujo de hacerlo. 

Siguiendo con la segunda pregunta ¿te conviene invertir en la capacitación de tus empleados? la respuesta es: Sí, te conviene invertir en tus empleados. Ahora bien, la idea es hacerlo de manera inteligente para que no represente un riesgo económico y laboral en tu empresa, ya que no es coherente, ni rentable, invertir grandes cantidades de tiempo y recursos en personas que se van a retirar de tu entidad sin haber retribuido dicha inversión. 

Tips para saber cuándo es riesgoso y cuándo es benéfico 

Es un riesgo invertir en un trabajador que: 

  • Lleva poco tiempo en la empresa. 
  • Tiene un contrato de 3 o 6 meses. 
  • Ha tenido llamados de atención por comportamiento o incumplimiento de labores. 
  • Ha mencionado que planea dejar su puesto de trabajo a corto plazo. 
  • Tiene problemas en sus relaciones con compañeros, subalternos y superiores. 
  • Su capacitación no es requerida para procesos de certificación, evaluación y calificación (sean internos o externos a la entidad) 

Es beneficioso invertir en un trabajador que: 

  • Lleva más de 1 año en la empresa. 
  • Tiene un contrato a 1 año, mayor o a término indefinido. 
  • Tiene un contrato con cláusula de permanencia. 
  • Tiene un comportamiento adecuado y buenas relaciones con sus compañeros, subalternos y superiores. 
  • De su capacitación dependen procesos de certificación, evaluación y calificación (sean internos o externos a la entidad). 

Una vez has revisado los perfiles de los colaboradores que necesiten capacitarse y ves que, en efecto, cumplen con las condiciones para que esta inversión sea un beneficio, puedes evaluar estrategias para llevar a cabo su capacitación a bajos costos. 

Invertir en la capacitación de tus empleados es esencial para el crecimiento y la competitividad de tu empresa. Como mencionamos anteriormente, el tiempo y los recursos son limitados para muchos trabajadores, por lo que es responsabilidad de la empresa facilitar el acceso a la formación y actualización de conocimientos. Además, la inversión en la capacitación de tus empleados debe ser estratégica y bien planificada para garantizar que sea beneficiosa para la empresa a largo plazo. 

En este artículo, te proporcionaremos más consejos sobre cómo diseñar y ejecutar un programa de capacitación efectivo y rentable para tus empleados. 

Identificar las necesidades de capacitación: 

Antes de invertir en la capacitación de tus empleados, es fundamental identificar las áreas en las que necesitan desarrollar sus habilidades. Puedes realizar evaluaciones de desempeño, encuestas o hablar directamente con tus empleados para comprender sus necesidades individuales y colectivas. Esto te ayudará a enfocar tus recursos de manera efectiva. 

Establecer objetivos claros: 

Una vez que hayas identificado las áreas de capacitación necesarias, establece objetivos específicos para cada empleado o grupo. Estos objetivos deben ser medibles y alineados con los objetivos estratégicos de la empresa. Tener metas claras ayudará a evaluar el impacto de la capacitación. 

Selección de métodos de capacitación: 

Existen numerosos métodos de capacitación, como cursos presenciales, en línea, talleres, mentorías, conferencias, entre otros. Elige el método más adecuado según las necesidades de tus empleados y el presupuesto disponible. A menudo, una combinación de métodos puede ser la mejor opción. 

Asignar un presupuesto adecuado: 

El presupuesto asignado para la capacitación debe ser realista y sostenible. No es necesario gastar grandes sumas de dinero, pero es importante invertir lo suficiente para brindar una formación de calidad. Considera la posibilidad de establecer un fondo de capacitación que permita a los empleados acceder a oportunidades de aprendizaje de manera regular. 

Medir el progreso: 

El seguimiento y la evaluación son esenciales para determinar si la capacitación está teniendo el impacto deseado. Implementa indicadores de desempeño para medir el progreso de los empleados después de la capacitación. Puedes utilizar métricas como el aumento en la productividad, la mejora en la satisfacción del cliente o la reducción de errores. 

Incentivos y reconocimiento: 

Recompensa a los empleados que demuestren un compromiso y un progreso significativo en su capacitación. Los incentivos pueden incluir bonificaciones, ascensos, reconocimientos públicos o incluso oportunidades de desarrollo de carrera. Esto motivará a los empleados a continuar invirtiendo en su crecimiento profesional. 

Fomentar la autodirección: 

Además de proporcionar capacitación estructurada, promueve la autodirección en el aprendizaje. Anima a tus empleados a buscar oportunidades de aprendizaje por sí mismos, como libros, cursos en línea gratuitos o conferencias. Esto les permitirá adquirir conocimientos de manera constante y adaptarse a las cambiantes demandas del mercado. 

Evaluación continua de las necesidades: 

Las necesidades de capacitación de tus empleados evolucionarán con el tiempo, así que asegúrate de realizar evaluaciones regulares. Mantén un diálogo abierto con tus empleados para conocer sus intereses y necesidades cambiantes y ajústate a ellas. 

En resumen, invertir en la capacitación de tus empleados es una estrategia inteligente para el crecimiento de tu empresa. Al hacerlo de manera planificada y enfocada, no solo te beneficiarás de empleados mejor capacitados y motivados, sino que también fortalecerás la cultura de tu empresa y tu posición en el mercado. La inversión en el desarrollo de tus recursos humanos es una inversión a largo plazo que te ayudará a mantener la competitividad y el éxito en un mundo empresarial en constante evolución. ¡No dudes en tomar acción y empezar a invertir en el crecimiento de tus empleados hoy mismo! 

Estrategias de Capacitación Eficiente 

La capacitación de los empleados no tiene por qué ser costosa ni disruptiva para la operación diaria de una empresa. Aquí hay algunas estrategias que puedes considerar para llevar a cabo la capacitación de manera eficiente: 

Capacitación en línea: Con la proliferación de recursos en línea, muchas empresas optan por utilizar plataformas de aprendizaje en línea o cursos personalizados para sus empleados. Estos cursos suelen ser flexibles y permiten a los empleados capacitarse a su propio ritmo. 

Aprovecha a tus propios expertos: A menudo, las empresas tienen empleados con experiencia y conocimientos valiosos que pueden actuar como instructores internos. Esto puede ser una forma rentable de capacitar a otros empleados y aprovechar el conocimiento interno. 

Programas de mentoría: Establecer programas de mentoría dentro de la empresa puede ser una excelente manera de fomentar el desarrollo de los empleados. Los mentores pueden guiar a los empleados más jóvenes y compartir sus conocimientos y experiencias. 

Asistencia financiera: Considera ofrecer ayuda financiera o incentivos para que los empleados tomen cursos o busquen certificaciones relacionadas con su trabajo. Esto puede incluir reembolsos parciales de matrícula o bonos por obtener certificaciones específicas. 

Programas de aprendizaje: Algunas empresas implementan programas de aprendizaje en los que los empleados pasan parte de su tiempo en el trabajo aprendiendo y aplicando nuevas habilidades. Esto puede ser beneficioso, especialmente en industrias en constante evolución. 

Aprovecha los recursos gratuitos: Hay una gran cantidad de recursos gratuitos disponibles en línea, desde webinars hasta tutoriales en video y blogs especializados. Puedes guiar a tus empleados para que aprovechen estos recursos para su desarrollo. 

Evaluación y seguimiento: Es importante evaluar continuamente el progreso de los empleados después de la capacitación. Esto te ayudará a determinar si la inversión en capacitación está dando sus frutos y si es necesario realizar ajustes. 

Beneficios de la Capacitación de Empleados 

Invertir en la capacitación de empleados puede traer una serie de beneficios para tu empresa. Algunos de estos beneficios incluyen: 

Mejora de la productividad: Los empleados capacitados suelen ser más productivos y eficientes en sus roles, lo que puede tener un impacto positivo en la rentabilidad de la empresa. 

Retención de talento: Los empleados valoran la oportunidad de crecimiento y desarrollo. Ofrecer capacitación puede aumentar la retención de empleados, lo que a su vez reduce los costos de reclutamiento y capacitación de nuevos trabajadores. 

Competitividad: Con un personal bien capacitado, tu empresa estará mejor equipada para competir en un mercado en constante evolución. 

Mejora de la moral: Los empleados que sienten que su empresa invierte en su desarrollo suelen estar más comprometidos y satisfechos en el trabajo. 

Cumplimiento normativo: En ciertas industrias, la capacitación es necesaria para cumplir con regulaciones y estándares específicos. No cumplir con estos requisitos puede resultar en multas y sanciones. 

Innovación: La capacitación puede fomentar la innovación, ya que los empleados adquieren nuevas habilidades y conocimientos que pueden aplicar para resolver problemas y generar ideas frescas. 

En resumen, la capacitación de empleados es esencial para mantener a tu empresa competitiva en un mundo en constante cambio. Aunque pueda haber desafíos en términos de tiempo y recursos, invertir en el desarrollo de tus empleados puede ser una inversión inteligente que conduce a una fuerza laboral más competente y comprometida. 

Recuerda evaluar cuidadosamente a quiénes capacitas y considerar estrategias de capacitación eficientes y rentables. Al hacerlo, tu empresa puede cosechar los beneficios de tener un equipo bien entrenado y estar mejor posicionada para enfrentar los desafíos y oportunidades que el futuro tiene reservados. En última instancia, la inversión en tu personal es una inversión en el éxito a largo plazo de tu empresa. 

Medición de Resultados 

Un aspecto crucial en el proceso de capacitación es la medición de resultados. Una vez que hayas invertido en la capacitación de tus empleados, es importante evaluar cómo ha impactado en su desempeño y en el éxito de tu empresa. Aquí hay algunas formas de medir los resultados: 

Evaluación de habilidades antes y después: Realiza evaluaciones de habilidades antes de la capacitación y nuevamente después de que los empleados hayan completado los cursos o programas. Esto te dará una idea clara de cómo han mejorado. 

Evaluación de la satisfacción del empleado: Pregunta a tus empleados cómo se sienten acerca de la capacitación que han recibido. La satisfacción de los empleados es un indicador importante de la eficacia de los programas de capacitación. 

Evaluación del desempeño laboral: Mide el desempeño laboral de los empleados después de la capacitación. Observa si están aplicando las habilidades y conocimientos adquiridos en su trabajo diario. 

Evaluación del impacto en la empresa: Evalúa cómo la capacitación ha afectado a la empresa en términos de productividad, rentabilidad y retención de empleados. ¿Ha habido mejoras en estos aspectos? 

Retroalimentación de los supervisores: Solicita retroalimentación de los supervisores o gerentes de los empleados capacitados. Pueden proporcionar información valiosa sobre el impacto de la capacitación en el desempeño de sus equipos. 

Personalización de la Capacitación 

Cada empleado es único, y sus necesidades de capacitación pueden variar. Es importante considerar la personalización de los programas de capacitación para adaptarse a las fortalezas y debilidades individuales. Algunas estrategias para personalizar la capacitación incluyen: 

Entrevistas de desarrollo: Realiza entrevistas individuales con los empleados para comprender sus objetivos de desarrollo y áreas de interés. Esto te ayudará a diseñar programas de capacitación que se alineen con sus metas personales y profesionales. 

Planes de desarrollo personalizados: Crea planes de desarrollo personalizados para cada empleado. Estos planes pueden incluir cursos específicos, mentorías y oportunidades de crecimiento. 

Flexibilidad en la programación: Si es posible, permite a los empleados elegir cuándo y cómo completar su capacitación. Esto puede ser especialmente útil para aquellos que tienen horarios complicados. 

Seguimiento y ajuste: A medida que los empleados avanzan en su capacitación, realiza un seguimiento de su progreso y ajusta los planes según sea necesario. Esto garantiza que estén recibiendo la capacitación adecuada para su crecimiento continuo. 

Estrategias de Bajo Costo 

La capacitación no tiene por qué ser costosa. Aquí hay algunas estrategias de bajo costo que puedes considerar para mantener tu presupuesto bajo control: 

Recursos en línea gratuitos: Existe una amplia gama de recursos de capacitación en línea gratuitos, que incluyen videos, tutoriales, blogs y cursos. Aprovecha estas fuentes para reducir los costos de capacitación. 

Aprovecha a los expertos internos: Utiliza a empleados experimentados y conocedores de la empresa como instructores internos. Esto puede ser mucho más económico que contratar instructores externos. 

Programas de capacitación a medida: En lugar de comprar programas de capacitación fuera de la estantería, considera la posibilidad de crear tus propios materiales de capacitación internos. Esto puede ser más rentable a largo plazo. 

Colaboración con otras empresas: Explora oportunidades de colaboración con otras empresas en tu industria para compartir los costos de capacitación. 

Inversión en el Capital Humano 

En última instancia, la capacitación de empleados no es un gasto, sino una inversión en el capital humano de tu empresa. Un personal capacitado no solo es más productivo, sino que también contribuye al crecimiento y la innovación de la organización. Además, una fuerza laboral satisfecha y comprometida tiende a ser más leal y a quedarse en la empresa a largo plazo. 

En conclusión, la capacitación de empleados es esencial para mantener la competitividad de tu empresa en un mercado en constante evolución. Si bien puede haber desafíos, como la falta de tiempo y recursos, existen estrategias efectivas para llevar a cabo la capacitación de manera eficiente y rentable. Evaluar los resultados y personalizar los programas de capacitación son elementos clave para el éxito. Al invertir en el desarrollo de tus empleados, estás invirtiendo en el futuro de tu empresa. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conoce las principales características de nuestro Software ERP
Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?